Introduction: Piso De Madera DIY Con Tablas Anchas: De Madera Aserrada a Machihembrado (con Subpiso)

Como pasaba el invierno en Michigan y los proyectos al aire libre iban trasladándose adentro, se me ocurrió una idea masiva. ¡Terminemos el sótano! que se ha convertido de una cueva de roca húmeda (pero con 8 pies de alto) en una habitación sellada y seca.

Puede ser que haga varios instructables explicando todo el proceso, pero el piso era la joya de toda la remodelación.


Esta instructable cubrirá el proceso de convertir tablones aserrados de pino blanco en un piso de madera blanda. Lleno de carácter, color, calidez, acogedor, y una relación personal con 500 pies tablares cuadrados, aplanados, rasgados, cortados, lijados, instalados, clavados, y sellados por 3 hombres y ¡durante un invierno de los p*tos demonios!

Step 1: Escoger Los Tablones

Nos pusimos en contacto con los aserraderos locales para comparar los precios de varias variedades de madera. El roble, el arce, el nogal--todos son maderas hermosas y hacen pisos de madera bonitísimos. Pero habría sido demasiado caro tener 500 pies tablares secados en el horno y no tuvimos el tiempo para dejarlos secar al aire. Al final me puse en contacto con un excavador local de quien me había comprado pino blanco en el pasado. Por suerte, todavía tenía unas pilas de tablones que llevaban un año y medio secando al aire.

Los tablones fueron entre 10 y 15 pulgadas de ancho y todos fueron de 10-11 pies de largo, y de 7/8-1.5 pulgadas de grosor. El pido necesitaría 350 pies cuadrados de tablas terminadas, pero compramos 500 pies. Por $250.00

El reto principal de este proyecto DIY es usar madera que esté buena y seca y que no se vaya a torcer. La madera blanda se abollará más fácilmente y desarrollarán un aspecto usado/desgastado más rápido que la madera dura. Sin embargo, andar sobre un piso de madera blanda es un sueño, y en una zona con poco tráfico pienso que está bien. Históricamente el pino blanco se utilizaba para muchos pisos en casas en New England.

La madera estaba cubierto con una lona y tenía un pie de nieve y hielo por encima, pero hurgamos y cavamos y la excavamos y la cargamos en el remolque. A continuación, apilamos los tablones, con palos entre las capas, en el sótano para que se aclimataran antes de la molienda. Usando un medidor de humedad comprado de Amazon, comprobamos al azar unos tablones para tener una idea del estado de la madera.

La humedad variaba entre 15-25%, lo que me tenía preocupado. Así que para prevenir que los tablones se torcieran o desformaran los sujetamos con unos correas con carracas. Montamos unos ventiladores frente a la pila y trabajamos en otros proyectos durante las próximas 2 semanas.

Step 2: Cuadrar

Después de 2 semanas con la casa oliendo a pino fresco, rotando los ventiladores alrededor de la pila, el medidor de humedad nos dio algunos números mejores y estábamos listos para cuadrar los 50-60 tablones. Y aquí es donde los requerimientos de trabajo se empiezan a revelar.

Cada tablón fue pasado por la ventana del sótano y llevado al taller. Los tablones fueron apilados sobre caballetes. A continuación, un tablero cuadrado se utilizó como un borde recto/cuadrado y se atornilló al tablón que iba a ser cuadrado. Hay máquinas que pueden hacer estas cosas, y son geniales, pero esto es una manera de hacerlo con una sierra de mesa.

50-60 tableros más tarde, tuvimos cuadrado uno de los 6 lados de cada tablón. Para reducir al mínimo los desperdicios, decidimos hacer tablas de 5" y 7" de ancho. Así que un tablón de 10+ pulgadas haría dos tablas de 5 pulgadas. Uno de 12+ pulgadas haría una tabla de 7 pulgadas y otra de 5 pulgadas. Y uno de 14+ haría dos tablas de 7 pulgadas. Es posible que tuviéramos un tablón de 16 pulgadas que hiciera 3 tablas de 5 pulgadas.

Juntando el borde cuadrado contra la guía y haciendo una línea de montaje, cortamos todos los tablones en tablas de 5.25" o 7.25". Hacerlo nos llevó todo un día. Una hoja de sierra fresca de Dewalt 30 nos ayudó bastante, y nuestra sierra de mesa (de marca Craftsman de los años 80s) funcionó de maravilla, cortando el pino como si fuera mantequilla.

La pila de aserrín crece diariamente, y se limpia al final de cada día o por lo menos se contiene.

Step 3: El Cepillado De Las Tablas

Una vez que todas las tablas se habían pasado por la sierra de mesa tabla, fue el momento de aplanarlas. Compré una cepilladora mecánica de 12,5 pulgadas. A mí parecía ser la mejor garlopa que me podía permitir. Aunque este proyecto no lo llamaría pequeño, esa pequeña herramienta funcionó muy bien.

El grosor de las tablas varió entre 0,8 y 1,5 pulgadas. La mayoría de los pisos son de 0,75 de pulgada de grosor y la pistola de clavos neumática que estábamos pensando en comprar está diseñado para pisos de ese grosor, así que 0,75 de pulgada era nuestro grosor final. Pero tomaría muchisisisímos pases con cada tabla antes de conseguir esa medida. Con solo una 1/32 de pulgada cepillada con cada pase, uno debería llevar una merienda porque hay un largo camino por delante.

También necesitarás un colector de polvo, debido a la cantidad de virutas que se generarán por el cepillado de cada tabla. Después de buscar en Instructables, montamos un tipo de ciclón que coleccionaba las virutas y el aserrín en un tambor grande por la succión de nuestra aspiradora de taller. No recuerdo cuales fueron los proyectos que aprovechamos pero en cuanto recuerde, dejaré los enlaces correspondientes.

Además, debería haberlo mencionado antes, pero siempre ponte gafas de seguridad y tapones para los oídos cuando usas una cepilladora, y de hecho con cualquier herramienta que haga mucho ruido.

Se puede ver en las fotos que la ropa de abrigo fue requerido debido a las bajas temperaturas, pero moverse todo el día ayuda a mantenerse caliente.

Es difícil de ver en la foto, pero tener una mesa/extensión de entrada y salida ayuda a prevenir problemas con el cepillado. Las tablas se cortarán a la medida y cualquier sección mala se recortará, por lo que si había unas tablas que salieron malas, las podíamos salvar.

Nota. Esta fue la primera ronda con la cepilladora. Volveremos a cepillar cada tabla por última vez después de hacer el machihembrado, para que cualquier abuso, bollo, hendidura, raya, etc que las tablas sufran durante la molienda se pueda corregir.

Step 4: El Machihembrado

Después de tener todas las tablas transformadas de tablones aserrados en bruto a tablas lisas y cuadrados, era hora de configurar el taller para hacer el machihembrado. Usando una herramienta rotativa de 1/2 de pulgada y una mesa de multi-herramienta (que mi padre hizo en los 80 siguiendo un proyecto de La Mecánica Popular), era momento de manejar las tablas unas cuantas veces más. Una razón más para usar un grosor de 3/4 de pulgadas para el piso era que la broca de la herramienta rotativa fue hecho por grosores de este tamaño--era el destino.

Montamos guías adicionales en 2 lados. 1 para mantener la tabla contra la guía principal y 1 para prevenir que la tabla se inclinara hacia arriba. Esto aseguraba un corte más consistente. Creo que pasamos todas las tablas con la cara buena hacia arriba, haciendo primero las pestañas (los machos) y segundo los canales (las hembras). Este fue otro proyecto que tomó todo el día. Montamos la aspiradora, sujetando la boca de la manguera cerca del punto de cortar, para succionar las virutas y el aserrín, y resultó necesario porque si hay mucho polvo los cortes no se hacen bien.

Nuestras espaldas estaban adoloridos y cuerpos dolían, pero algunas de las principales piedras de milla del proyecto se habían completado.

Detrás de los chicos se puede ver el MTN de serrín y virutas de la cepilladora!

Step 5: Cortar a Medida

El siguiente paso fue cortar las tablas a las medidas adecuadas y quitar los nudos malos. Queríamos utilizar tabla largas, pero llenaríamos los huecos con tablas más cortas para conseguir un piso sin patrón pero todavía equilibrado. Tablas cortas y largas mezcladas por todo el piso.

Calibramos la sierra ingletadora porque antes de este paso no parecía estar bien alineada. Y, por supuesto, estaba mal ajustada. Volvimos a manejar y examinar cada tabla, y las cortamos. Mantuvimos la mayoría de los nudos, pero algunos estaban muy malos y los eliminamos. Este paso tomó un tiempo, pero requirió menos tiempo y esfuerzo que los anteriores. Después de toda la molienda era momento de devolver la madera al sótano y dejarla aclimatar de nuevo durante unos días. Creo que nos tomamos unos días de descanso también.

Step 6: Preparar El Subpiso

El subpiso (es decir, el fondo que yace bajo las tablas) fue instalado hace unos años, y solo tuvimos que añadirle unos tornillos y aspirarlo. Un rollo de papel para cubrir pisos de color rojo fue comprado y lo extendimos por el piso en secciones de 3 pies, sujetándolas con grapas. Comprobamos las tablas por última vez con el medidor de humedad todas tenían un nivel de humedad menos de 10%, que leí fue un buen punto de partida para un piso de madera.

El pistola de clavos neumática que compramos es de Harbor Freight. Todas las herramientas no son creadas iguales pero diré que las herramientas de Harbor Freight son fiables, hacen un buen trabajo y para mí casi nunca fallan. Tengo una pistola de grapas que me costó 17,00 dólares que ha disparado 10.000 grapas con solo 3 o 4 fallos. Solo hay que mantenerla lubricada y ya está. Alquilar una pistola de claves habría costado lo mismo que comprar una--¿por qué no añadir otra arma al arsenal?

Step 7: ¡Planifica Y Clava!

Para evitar problemas causados por la expansión de las tablas cuando lleguen temperaturas más altas nos aseguramos de dejar un hueco de 3/4 entre el piso y la pared. La pistola de clavos dispara un clavo o una grapa a través de la pestaña (la hembra) de la tabla. Así que decidimos empezar contra la pared y trabajar desde el lado con el pasillo al otro. Al final tuvimos tablas de 5 1/2, 7, y algunas de 6 pulgadas de ancho. Instalábamos una sección de las 7, luego una de las 5 1/2, y tal vez dos de las 6. Siempre estaba cambiando el patrón, pero el aspecto final estaba equilibrado, con una mezcla de tablas largas y cortas de anchuras variadas.

Comprobábamos frecuentemente con la cinta métrica para asegurarnos que las hileras estuvieran paralelas y que no estuvieran desviando. Si por ejemplo una hilera tenía un extremo más estrecho que el otro, la próxima hilera la instalábamos de tal manera para enderezar el patrón.

La pistola de clavos se ajustó a 85 libras de presión y pusimos un clavo cada 8 pulgadas. La mayoría de las tablas se comportaron bien y se encajaron sin problema, pero a algunas tuvimos que maltratar para adaptarlas a su hilera. Me sorprendió que rápido trabajáramos, y dentro de un medio día ya habíamos acabado la mitad del piso. Seguimos trabajando más tarde ese mismo día, y terminamos clavando el piso. Algunas tablas tuvimos que modificar para adaptarlas a las escaleras, los soportes, y para la última hilera tuvimos que cortar las tablas a 4,5 pulgadas.


Usar una sección de canal de repuesto y un martillo nos ayudaba a trabajar con secciones dificiles. Algunos rodilleras de jardinero también eran un lujo para estar de rodillas gateando todo el día. La pistola tenía sus límites y algunas secciones las tuvimos que clavar a mano porque el mango de la pistola no cabía.

El trabajo en equipo era muy importante durante todo el proyecto. Puede ser fácil empezar un proyecto y antes de terminarlo, encontrarse con ganas de abandonarlo para empezar otro. Toma turnos para evitar la monotonía e intenta hacer cada paso lo más eficientemente posible. Unas cervezas también ayudan.

Step 8: Espera .... Y Luego Lija Y Limpia

Después de haber clavado el piso, decidimos tomarnos un descanso de unos días mientras el piso se aclimataba. Pisábamos el piso mucho para ponerlo a prueba. Era sólido, pero tenía unas áreas que se hundían al ser pisadas, y chirriaba un poco--pero digamos que esto es 'personalidad'.

Este piso tiene muchísima personalidad. Cuenta con nudos, agujeros, hendiduras, abolladuras, matices de rojos y azules grises. Tablas claras y otras oscuras. Hay incluso una bala de plomo, disparada solo Dios sabría cuándo. Afortunadamente era una bala de plomo y no terminó dañando la cepilladora.

Después de admirar las tablas, era hora de terminar el piso.

Usando papel de lija de grano 120, una máscara para el polvo, y una lijadora orbital lijamos todo el piso. Sobre todo para eliminar las partes sobresalientes y cualesquier marcas causadas por la cepilladora. La madera blanda se lija muy rápido y después de usar la lija de grano 120 sobre todo el piso, lo lijamos con lija de grado 180 para prepararlo para el acabado.

Aspiramos el piso y con un trapo mojado con un poco de alcohol desnaturalizado se eliminaron el resto del polvo. Creo que se puede usar alcohol mineral para limpiar polvo de lijado y aceites del la madera, pero yo tenía alcohol desnaturalizado a mano y por eso lo usé.

Tomamos un descanso para almorzar y prepararnos para aplicar un acabado de poliuretano a nuestro piso de tablas de pino.

Step 9: El Pulido

Originalmente queríamos aplicar mancha al piso, pero después de ver las tablas optamos por un acabado claro.

Y me alegro que lo hiciéramos, ya que el pino puede ser difícil de manchar. Con un piso de ese tamaño, con una madera tan porosa, habría que aplicar primero un preacabado, y después la mancha y luego el acabado claro. Pueeees, no gracias. Estábamos listos para terminar este demonio y no queríamos gastar más dinero. Fue una buena decisión dadas las circunstancias.

Mi hermano hizo toda la primera capa. Usando una almohadilla y 2 galones de poliuretano a base de aceite, cubrió el piso. Trabajando en una sección de 3 pies de ancho, comenzó en el pasillo, terminando a las escaleras. Primera capa completa. La madera estaba absorbiendo el poliuretano bastante rápido, pero debido a problemas que he experimentado en el pasado con aplicar demasiado acabado, aplicábamos multiples capas finas. Una capa demasiada gruesa no se secará correctamente y terminará pegajosa e inútil.

Observar desde las escaleras era útil en comprobar si había áreas desiguales.

Dejamos el piso secar durante 6 horas y luego aplicamos otra capa. No lijamos entre capas porque usamos un poliuretano que no requería el lijado si era aplicado dentro de un tiempo fijado. Montamos dos ventiladoras en posiciones estratégicas y las dejamos funcionando por la noche. Cuando llegó la mañana nos bajamos por las escaleras para chequear nuestro trabajo.

Step 10: Detalles Finales

Después de un largo viaje el piso estaba completo. Todavía le falta un borde para llenar el hueco entre las tablas y las paredes. Subiré fotos cuando este paso se haga.

Después de hacer un piso a partir de cero y de ver todo el proceso desde principio a fin, no sé si volvería a intentarlo otra vez. Quizás un piso de 150 pies cuadrados, pero no de 350. Es un montón de trabajo e incluso con 3 personas trabajando en equipo tomó tres semanas. Si ya tuvieras madera molida con machihembrado, hacer un piso no sería difícil. Y si no tienes tal madera pero eres masoquista con un taller bien equipado, este proyecto sí está a tu alcance.

Como se dice, tener la herramienta adecuada hace posible el trabajo.

¡Gracias por leer!

Jake, Mason, John

Comments

About This Instructable

5,917views

18favorites

License:

More by jrytlews:Florida ShelfPiso de madera DIY con tablas anchas: de madera aserrada a machihembrado (con subpiso)Wide Plank Floor DIY: Rough Cut to Tongue and Groove
Add instructable to: